Página principal  >  La historia de Libéron
Los años 50 en Francia: el progreso doméstico y las amas de la casa :
A principios de los años 50, el progreso científico y la tecnología se ponen al servicio de los enseres domésticos. Los fabricantes adoptan nuevos materiales como el aluminio, el vidrio, la formica y el plástico. El mobiliario se viste de colores vivos y requiere en consecuencia un mantenimiento diferente.

La imagen idealizada de la perfecta ama de casa cambia. La publicidad, el cine y la moda, debido a la influencia de los modelos estadounidenses, transmiten la imagen de la mujer en todo tipo de circunstancias: alegres, coquetas, dinámicas... como auténticos ángeles de la casa.

Libéron seduce a las amas de casa, cada vez más integradas en la vida activa, ofreciéndoles productos adaptados a las superficies modernas y a las nuevas preocupaciones: Vapocera se presenta en formato de pulverizador, Rapid-Lak en formato de tetrabrik... El envase se adapta al uso del producto en sí. La «línea roja», cuyo producto estrella es el Black Bison, completa la «línea azul». «¡Liberémonos!» proclamaba Libéron, «¡Olvidémonos del estropajo y el paño!»


La historia de Libéron
El origen de «La Black Bison»
En los años 50, todo lo procedente de Estados Unidos es sinónimo de progreso y modernidad. Por un lado, el bisonte (bison) es un animal emblemático, símbolo de resistencia y robustez y, por otro, el adjetivo «negro» (black) recuerda al color de la pasta que se comercializa en aquella época para el betún y el encáustico. Los publicistas hacen uso y abuso del bestiario. Los animales encarnan un papel contrario a su naturaleza o uno perfectamente adecuado: «El león negro» para el betún, «la abeja» para la cera y el betún, el mapache para la lavadora...
De Bébé Cadum à Mamie Nova, Ed. Bibliothèque Forney